viernes, 10 de junio de 2011

Poetas

Nosotros los poetas siempre pensamos
que nuestros versos son los mejores
para que otro poeta no ocupe nuestro lugar,
cosa que nos repugna dado lo mal que escribe.
Y si el otro ocupa nuestro lugar
dado lo mal que escribe:
¿que clase de lugar ocupábamos nosotros
que tan fácilmente fue ocupado?


9 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Da la sensación que a la maceta le crecen antenas a la vez que flores,tal vez en el futuro sea así. En cuanto a los poetas,sois unos narcisistas de cojones,os creeís el centro del universo jajajjjaja.Di que sí, si eres buen poeta que se jodan los malos,eres el mejor,no lo dudes.Beso.

Carmen dijo...

los cumplidos que te regalan hay que creérselos uno mismo, si no no sirven de nada por la sencilla razón que quien hoy te los hace mañana te ignora

es algo que escribí hace años refiriéndome al aura y no al aura del mundo entero sino concretamente a mi aura

con que los mejores poemas sean los nuestros parece que ocurre igual

lo que pensamos y lo que piensan es un complicado doblete, pero al menos aquí hoy hay algo doble, tu hibisco

un beso Tomás Rivero poeta, dame tú otro y ya son dos, que me encanta el dos

tomas rivero dijo...

Loli, si te lees el poema, el poeta bueno es siempre aquel del que intentamos defendernos.
Lee, otra vez.

Y por otro lado no se trata de egocentrismo: Los poetas son el Universo. Después de ellos la nada. Pero a oscuras.
Besos.

tomas rivero dijo...

Un beso Carmen.
Y repito, en ese poema hay un poeta que se ve obligado a defenderse de los poetas, por lo tanto es él, el que siempre será un mal poeta.
22 Besos.

Carmen dijo...

repito yo también, en mis palabras hay un aura que se ve obligada a defenderse de otros auras, por lo tanto es ella la que siempre será un aura inexistente

los 22 besos me encantan, te mando otros 22

Lucía Robles dijo...

Yo soy de la opinión de tu paisano Francisco Bejarano:

"Si estuviera en mi mano borraría mis versos - ya ven hasta qué punto es posible cambiar un destino por un acto de voluntad- y viviría en un lugar apartado y hermoso, en la compañia de lo que han escrito otros mucho mejor que yo".

Besos.

tomas rivero dijo...

http://neorrabioso.blogspot.com/2010/05/troya-literaria-97-francisco-bejarano.html

En esa cita de Bejarano estoy de acuerdo, Lucia. En el enlace de Neorrabioso, no.
Si escribo poemas aún, es por que nadie me dio razones de peso para dejar de hacerlo.

Vivo muchísimo más en Cádiz que en mi tierra, digamos que me siento más gaditano que extremeño.
Y como decía, a propósito de paisanos, Alfredo Gordillo (muerto a los 42 años) este sí, de mi pueblo: NO inventas, que transcribes/ sucesos y palabras/ que ya contaron otros.
Un beso.

Lucía Robles dijo...

Qué quieres que te diga Tomás.
Hoy alguien que tiene un poemario publicado que yo compré en la casa del libro me ha dicho:
-Me acaba de decir la librera de Gran Vía que hoy he vendido otro poemario.
Y yo le he contestado:
-Te habrás liado con ella, fijo.
Y he sido demasiado indulgente.
Yo no puedo ser objetiva con Caballero Bonald, menos cuando es amigo de Pablo García Baena. Menos cuando mi hermano publicó con Pablo y otros poetas.
Bejarano se ha pasado bastante.Pero lleva razón en algunas cosas. No me gusta el barroquismo en la poesía.
Luego te cuelgo unas palabras de José Hierro y el texto de Bejarano completo.
La foto es muy bonita, se parece a una que yo tengo de unas malvalocas.

Un beso.

tomas rivero dijo...

No entiendo mucho de casi nada. Y algunas fotos que hago son de flores que también he cultivado, esta tardó dos años en florecer, era su primera flor.

Caballero Bonald tiene dos libros de poemas: Descrédito del héroe y Laberinto de Fortuna.
Del primero:

RESISTENCIA PASIVA

Esa señal sinóptica de semen
que en absoluto ostentas
en tu mano más hábil, me sitúa
frente a un recuerdo que tampoco

tengo de ti, probablemente
porque he perdido
la facultad de ver que te desnudas
antes de que lo hagas

y no me basta ya
haber dejado de ser joven
para entender que de algún modo
la vida exige siempre empezar a vivirla.

Del segundo:

NEUTRO MATINAL

Cíclica herida de entreabiertos párpados, agujero en que anidan las jadeantes larvas de las horas, qué trabajo me cuesta abrir un libro, cerrar una ventana, prepararme a elegir el momento propicio, aprender finalmente que también la renuncia se rige cada día por un irrevocable código de honor. Seguir estando vivo consiste en no saberlo.

En estos casos lo barroco me da vida.
Después de estos dos libros Caballero Bonald lo dejó dicho todo. Dos joyas de la literatura. Lo demás fue recoger aplausos.

Besos.