lunes, 25 de julio de 2011

Marina


                                                    El mar, el mar, sin cesar empezando...
                                                    -Paul Valéry-

Le puse Marina y la llamé Horizonte.
Deposité barcos en su vientre
que partieron, un día gris y tenue,
livianos y azules.
Navegaron
tatuando estelas de espuma
en la espalda del mar.

Paul Valéry desde El Cementerio Marino
envía sus fragatas sobre mordientes olas,
y da alcance a ultranza
a estos pobres versos,
como pobres remos a la deriva.
La mar hundiéndose
en la sangre de mi espalda.


2 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Paul Verlaine es un poeta y el Paul Válery es otro por lo que he mirado ,no conozco a ninguno de los dos ,creo que son poetas malditos,pero si a ti te gustan deben ser buenos,tu poesía es muy bonita y parece que hablas como un Dios del mar o sea como Neptuno.Bona nit.Besos.

tomas rivero dijo...

Se "coló" Verlaine de otra vieja entrada. Gracias por avisar.
El primero sí. Pero Válery era simbolista.
Veo que te "aplicas".
Besos.