jueves, 14 de julio de 2011

Yo era un hombre sordo

Yo era un hombre sordo
un indio sin pradera.
Un torvo asunto del desorden,
un chico de barrio desclasado y torpe.
Yo era un poeta enamorado
un peligro público
que desde los balcones
arrojaba versos y camisas.
Era un obrero del oeste
que miraba al sur
que buscaba desde las altas grúas 
el sur.

2 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Espero que al final encontraras el sur. Muy buena poesía.Besos al indio que hay en tí ,si es que aún está.

tomas rivero dijo...

Encuentro el sur para perderlo. Siempre lo encuentro. Y siempre lo pierdo.
Siempre seré un indio.
Besos.