martes, 9 de agosto de 2011

Órdinas (11)



Un lápiz. La punta del iceberg.
Permanece sumergida en los libros
la parte que no se lee.



29/05/02


2 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Esta poesía es taoísta,hace pensar y tiene mucha razón.Besos para él y para tí.

tomas rivero dijo...

De tantos besos ya no sé cual es mi identidad, taoísta.
Besos. Y pasa de los bancos.