domingo, 7 de agosto de 2011

Órdinas (9)



















Para Alas y su silencio de acero.

Las rutas invisibles que trazan las aves
en su continuo viajar
la dibujan con sus picos
y las borran con sus alas.
Y en su memoria transparente
inventan cada amanecer
una ruta idéntica
a la de sus ancestros.
No saben lo que saben.
Por eso nunca yerran el viaje.




10/06/08

5 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Esta Órdina es preciosa.Un beso para tomás y muchos para el poeta.

Alas dijo...

Tomás...me has emocionado, no sé cómo agradecer que hayas hecho este poema tan maravilloso.

No lo merezco, pero ha sido bonito y agradable que alguien que admiro tanto como tú, me haya dedicado un poema.

Mis ojos pequeños lagos donde se reflejan tus versos.

Un beso, Tomás.

tomas rivero dijo...

Alas, todos merecemos que nos escriban poemas. A mí me los escribieron y me sentí mejor persona.
También a saber que era un poeta con una deuda. Una deuda que se paga sin interés. Y que puede dejar de pagarse en cualquier momento, como deben de ser las buenas deudas.
Besos.

Hostal mi loli dijo...

Yo también quiero un poema.

tomas rivero dijo...

Para sentirte mejor persona, seguro. Todo se andará.