miércoles, 10 de agosto de 2011

Pasado



Si estás solo o fueres abandonado
el silencio que te rodea
es orbital y no puedes oírlo.
Ahora único y rotundo
te das nombre de solitario
y lo que sobra eres tú.
Tú como esa vacuidad del lugar
que dejan las hojas en el árbol
cuando muertas
se recogen a meditar en tierra
cayendo
con un golpe definitivamente santo.
Todas las huellas son tristes
porque llevan un débil viento
que las borra
impidiendo que regreses
al pasado.



2 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Que fotos y que poesía tan bonita y triste. Besos.

tomas rivero dijo...

Loli, yo creo que cuando la tristeza se dice, se la busca para verle la cara, para ver sus andares, saber qué prefiere, sus gustos...yo creo que la tristeza deja de serlo. Al menos yo la nombro para eso. Y cuanto mejor sé decirle, hablarle, más me gusta.

Besos.