jueves, 29 de septiembre de 2011

CULTIVADOR

Perfumes dulces cálidos y húmedos
como de un sueño vengo pero no de su final
cubierto de aceitunas y recuerdos
roturador original único plástico
sobre la seca soledad de la tierra
dejo tiernos arañazos.

Ahora padezco de una sombra vital
que ilumina la maleza
y cultivador de sartas y semillas
sus rosarios henchidos de agua
son simientes de emigratorias raicillas
que llegando al centro de la tierra todo lo pueden
y lentamente voy siendo
un asunto grave y verdísimo del follaje.

6 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

Un olivo, un hermoso olivo, epíteto, siempre lo son, hermosos.
Me ha recordado lo que me llegó hoy desde Amnistía internacional, que a los palestinos no les dejan llegar a sus olivares para recoger las aceitunas, ahora estaba con una foto que hace días aparté pensando en lo mismo...los olivos, símbolos de la paz sabia, el árbol de Atenea.
Me gustan tus "Metamorfosis".
Besos, Tomás.

tomas rivero dijo...

Bueno Sofía, es tu versión de lo hecho, todo sea por el pueblo palestino.

Un beso.

Ventana indiscreta dijo...

Se ve que eres un hombre de campo.

No deja de ser un signo de dolor el padecer una sombra vital.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Evidentemente, Tomás, no puedo dejarte otra más que la mía de ayer cuando lo leí. Te transmití el pájaro que se me posó en tu poema.
Si por cada poema hubiera mil comentarios de mil personas tendrías el parque de Doñana en cada uno.
Besos

tomas rivero dijo...

Ventana indiscreta, dada la situación del campo en España, soy más bien jardinero de macetas. Sonrío. Pero me gusta el campo, sí.
Y el dolor siempre produce en mí una gana vital.

Saludos.

tomas rivero dijo...

Sofía, tendría un blog como mil parques de Doñana, y firmaría autógrafos. Y sería rico y no sería yo y este blog sería de nadie..
..qué ruina la poesía.

Un beso.