miércoles, 14 de diciembre de 2011

DESTINO

Algunos viajeros en el tren prefieren situarse
junto a la ventana y ver el paisaje que se acerca.
Viajan en la misma dirección que sus vidas.
Otros preferimos ver el paisaje que se aleja.
Viajamos de espaldas a nuestro lugar de destino.

12 comentarios:

Íntimo fárrago dijo...

Una bonita imagen.


Nená

Ventana indiscreta dijo...

Como decían Epi y Blas (que son de mi época, Tomás, no sé si de la tuya)en sus didácticos encuentros:

Atrás

Adelante


Lástima ese tipo que solía decir:

'Pasajeros al tren'.

Otras preferimos mirar al de al lado, si es nuestra media manzana.

Poema a vapor, el tuyo.

Beso, viajero.

Tomás Rivero dijo...

Un beso, Nená.

Algunos viajeros se sitúan, de frente o de espaldas porque su destino les marea.

Tomás Rivero dijo...

Creo que no lees mis respuestas.

La chirigota te puede.

No pienso decirte mi edad, que veo te interesa mucho. Averígualo tú. Es fácil.

Desde luego que no soy de tu época. Tú tampoco, de la tuya. Traspiés.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Hay chirigotas y hay chirigotas. La de Cádiz, la de la cuchufleta, no la soporto, la detesto.
La que yo exhibo, es otra, más seria.

No me importa tú edad. Me importa lo que se siente y lo que se escribe. No me lees bien, me tomas a chirigota. Y no, como poco, yo, tras los pies, que en ese lugar sí hay poesía, tras los pies.

Tomás Rivero dijo...

Nunca sabremos si nos leemos bien o no. Si escribimos bien o no, es más fácil.
La comunicación epistolar no siempre se consigue. Imprimir a la palabra escrita intencionalidad, sentimientos, es un arte.

A ti te gustan las chirigotas, está muy claro: recurrir a Epi y Blas es más fácil que recurrir a la metafísica de De Chirico, para desmenuzar un poema urbano.

Y si te importa o no mi edad, está escrito por ti, en dos ocasiones.

Besos, traspiés.

Isolda dijo...

1. Me encantan los carnavales de Cádiz, (las eliminatorias y cajonazos del Falla) por la tele.
2. Me encanta viajar en tren, da igual cómo, hacia adelente o hacia atrás. El tren sabe su camino.
3. Para estar al acecho, no importa el lugar.
4. Seguro que el mejor sitio es junto a la media naranja.
5. Doy por hecho, que andáis más o menos por la misma edad.
6. Lo digo yo, que soy mayor.
Y no había pensado antes en tu visión particular de la posición del asiento en un tren. Cada vez que me suba a uno, veré tu imagen escrita.
Besos yendo o viniendo, me lo habéis puesto fácil!

Tempero dijo...

Isolda, no me hagas hablar que yo os conozco a los tres, al menos de edad, por haber tomado con vosotros. Y te digo que yerras, pero no te voy a dar más pistas. Tomás es un tipo loco, genial, buen bebedor, amante de lo mínimo y lector de bisturí de buena poesía. Creo que harías muy buenas migas.

Un beso M.J.
Un abrazo, Tomás.

P.D.El tren para mí tiene mucho de vapor y de infancia. ¿Sabías que la película del 'Espíritu de la colmena' se hizo en mi pueblo y que salgo yo en los minutos iniciales?
En esa película sale un tren con correspondencia vital.

Hermoso planteamiento el del final de tu poema que da mucho de sí.

Tomás Rivero dijo...

Viajo en tren cada 40 o 50 días, por cuestiones de salud mental.
Destino Cádiz.
Viajar al lado de quien sea es un muermo. Nadie te habla.
Viajar al lado de tu compañero o compañera, ya se verá.
Para estar al acecho, si importa el lugar. Yo en mi casa me relajo.
Estoy convencido que no andamos por la misma edad, yo soy mucho más joven.
Y dicho esto te dejo besos por las ventanillas, Isolda.

Isolda dijo...

Tempero, sé que nos conoces a los tres, me tendré que fiar de ti (aunque no lo tengo tan claro). El esíritu de la colmena es de las películas que más me han gustado y he visto muchas veces. No me extraña nada imaginarte en ella, con esa cara de niño bueno! la próxima vez me fijaré bien.
Tengo que ir a escuchar en tu blog, todo lo que me he perdidio, pero me faltan horas, días, meses diría yo, jaja.
Besos, dubitativos y usted perdone don Tomás.

Isolda dijo...

Lo que yo decía...
Ciao, que me queda mucho por leer.

Tomás Rivero dijo...

Ya ves, Isolda que con tanta pista esto es una autopista.

El día que quedemos todos cerramos los blogs. Cerraríamos así el círculo.

Tempero, creo que tengo la peli por algún sitio. Será cuestión de ver tus dotes de actor.

Alejarse del paisaje, de este "paisaje", es dejar atrás la vida, e ir hacia un destino lleno de incertidumbres. Las incertidumbres son preferibles cuando uno va a viajar para darse a algo o a alguien.

Un abrazo.