miércoles, 14 de diciembre de 2011

Van Morrison: Days like this

Un minuto para el maestro. 
A este hombre, solista de The End en los años 60',
quién le iba a decir que con un poco de pena
y cuatro whiskys, se le queda a uno esta voz.
Grandioso. Días como este.




8 comentarios:

Íntimo fárrago dijo...

Invita a un ¿bailas?.
Es muy, muy grato.
Mua,


Nená

Isolda dijo...

Ya he podido escuchar todos la música que me había perdido. Hay maravilas.
Muchos besos, Tomás.

Tomás Rivero dijo...

Pues sí, invita a bailar. Yo prefiero escucharla, bailar se me da fatal.

Un beso, Nená.

Tomás Rivero dijo...

Pues nada, encantado de que te gusten, estas músicas.

Besos, Isolda.

eloy dijo...

Esta canción sirve para momentos de arruga existencial. Y esa voz de irlandés huraño a la que los años han otorgado sabiduría, vale por un buen poema.
Siempre te leo, tus poemas, un día de estos me animo a comentarlos.
Un saludo mediterráneo.

eloy

Ventana indiscreta dijo...

Rebosante optimismo.

Van es Van.

Tomás Rivero dijo...

Un saludo, Eloy.

Comenta mis poemas, anímate. No es fácil. A mí me cuesta muchísimo comentar a otros.

Lo de este hombre es una pasada, cada canción suya te lleva a otra. Como tú dices, Van Morrison es poesía.

Saludos.

Tomás Rivero dijo...

¿Rebosante optimismo?

Nada más?

Besos.