viernes, 1 de junio de 2012

Puesto a ser biografía

Puesto de perfil soy bello.
Puesto en entredicho, una duda.
Puesto a macerar, una promesa.
Puesto a ser poeta, no lo entiendo.
Puesto al sereno, una larga noche de palabras nonas.
Puesto contra la pared, un fusilado.
Puesto de frente, dando la cara, un sospechoso,
un fichado, un busca y captura. Un vete tú a saber.
Puesto a ser un caso perdido, un hallazgo.
Puesto a producir, un inacabado.
Puesto a ser biografía, un texto corregido.
Puesto a ser un tú, aquellos que vieron lo contrario.
Puesto a ser un hombre, una mujer.


Mas a todo esto,
no sé de quién hablamos.

2 comentarios:

Isolda dijo...

Es una biografía distinta, puestos a pensar, precisa y, hablemos de quien hablemos, de un poeta. Me ha encantado, Tomás. Un beso o dos, ya puestos...

(Las lilas están hermosísimas)

Tomás Rivero dijo...

Las lilas y los celindos. Los tilos y las acacias. Y muchas rosas silvestres. Las genistas.

Puede ser cualquier biografía. Incluso la de un hombre. O la de ella.

Ya puestos, un par de besos.