viernes, 4 de abril de 2014

Dolor


que siempre
eres


a veces
te
deseo tanto
que sueño
con
la boca abierta
y un lirio
encendido

entre los muslos

Mira

si
te deseo
que
creo
que es
totalmente
imposible
que Dios

no exista

Yo

que siempre
soy yo

no sé

para
qué
me lavo
y tengo
esta
piel tan

sumamente

ignorada
por
los avatares
o el tacto
dislocado
de
tus manos


y
yo
olemos
a trigo
cuando sudamos
en las noches
de luna
llena

o a mar

en los
cuartos
menguantes
de
nuestro oleaje

Mira
si
te deseo
que voy
a la cocina
y

pongo

a hervir
agua
para escaldar
mis huesos
y sentir
que
ese dolor
es
tu
distancia

y tu
ausencia

Y
que luego
bebo
ese

agua

para calmar
mi
sed.

7 comentarios:

icaro dijo...

Esto es amor y lo demás miseria.

Palabras de Gloria Fuertes que uso como comentario para este poema.

Un beso

Tomás Rivero dijo...

Poema que va dejando caer los versos como losas. Y si no son los contundentes versos de Don Antonio Machacho: "Un golpe de ataúd en tierra / es algo perfectamente serio", contundente quiere ser el poema.

Recuerdo nuestro primer encuentro entre Gloria y yo. Hablamos de todo un poco, la guerra civil, aquel novio que tuvo y que le mataron....y concluyó con una frase que aún la recuerdo: "Qué sería de Dios sin nosotros". Dios inventado por los hombres que inventamos poemas. Esto es miseria y lo demás amor.

Tengo una edad provecta y no quiero hacer honor a ella. Tengo un tiempo para morir, el resto es vida. Y me bato.

Un beso, Icaro.

Shandy dijo...

Intenso poema. Golpea cada palabra,cada verso, un ritmo de latido y latigazo. Reptan, entre los versos, el ansia y el deseo contenidos que llegan al clímax "cuando pongo a hervir agua para escaldar mis huesos" y "bebo ese agua para calmar mi sed".

Con respecto a Gloria Fuertes: sus poemas para "mayores" los ha recogido (además de Cátedra") una fantástica editorial que acabo de descubrir: Media Vaca. Se recogen con el título Garra de la guerra.
Te dejo el enlace, para que eches un vistazo a ese libro y a todos los de la editorial ( la tengo "fichada")
Besos

http://www.mediavaca.com/index.php/es/colecciones/ultimas-lecturas/152-garra-de-la-guerra

Tomás Rivero dijo...

Golpe a golpe, verso a verso...
Como la vida, porque apenas si nos dejan decir que somos quien somos...nuestros cantares, que dicen que no pueden ser sin pecado un adorno... Así se hacen los versos, digo yo y el poeta Celaya; y así me miro y busco en los espejos a los otros.. y así sé que veo y no veo, que soy un ciego y un vidente, un mudo y un locuaz...Y así la poesía me reconcilia conmigo y eso que a mí me cuesta reconciliar incluso al ser humano que dicen que va conmigo.

Sigo tu enlace, Shandy. Y de paso comentarte que a la Gloria Fuertes que yo conocí aún estaba lejos de la poesía para niños.

Un beso.

Inés González dijo...

Después de leer este Pedazo de poema me atrevo a darte un consejo poeta, no hiervas más tus huesos, ni te tomes el caldo calcinado, haz los bártulos Ya! y parte, parte como las grullas al norte, allí dónde encontrarás los dulces huesos, los huesitos dulces de la Dríada.
Un saludo desde el centro peninsular.

Inés González dijo...

Y para saborear el caldo de huesos compartidos les regalo esta joya, de una de la más grandes, quizás la más, mi adorada Kathlenn Ferrier en
"Tú eres el reposo" de el universal Schubert:

http://www.youtube.com/watch?v=f_IS6sg_0Nw&feature=share&list=RDZ4wTylAZhxw&index=2

Tú eres el reposo
La paz agradable,
Tú eres la nostalgia
Y lo que la aquieta.

A ti me consagro
Lleno de dicha y de dolor,
Aquí hallarán su morada
Mis ojos y mi corazón.

Entra en mi casa
Y cierra tras de ti
Las puertas
Con cuidado.

¡Expulsa todo pesar
De este pecho!
Que mi corazón se llene
Con tu dicha.

Este templo ocular
lo ha iluminado
Tu solo fulgor
¡Oh, llénalo a rebosar!

Tomás Rivero dijo...

Dispuesto a partir siempre, con este pedazo de poema bajo el brazo, Inés.
Mas puedo asegurarte, que en este caso la Dríada mantiene un reposo inquieto. No es el posible reposo del guerrero lo que tendré, tú lo sabes. Así que procuremos que lea estos versos que me dejas, hermosos sin duda y entienda mi partida.
Como hermosa me parece esa mujer, Kathlenn Ferrier, a la que no conocía, teniendo en cuenta mi absoluta ignorancia de este bello canto.

Un saludo desde el mismo centro peninsular.