viernes, 18 de noviembre de 2011

Mensaje en una botella de piedra

Yo soy un invisible. Tú eres una invisible. Catorce millones de obreros de este país son invisibles, creo que lo sabes, o te haces la tonta, o como si fueras hombre, incluso el tonto, para seguir con una venda en los ojitos que no le hace ningún favor a la poesía. Amas a la Pizarnik, tal vez a poetas de otras tierras, a Edmundo De Ory, a fulano de tal, a perico de los palotes. Pues si es verdad tu amor por ella, por él, por tantos, ama lo que ellos amaron. Busca qué le dolía a la Pizarnik. Murió en nombre de los invisibles que poblamos la Tierra. Un planeta que se llama Tierra, ¿no te llama la atención? Tierra. Agua. Barro. Formas. Nos vamos dando forma. Tú a mí, yo a ti. Ni tú ni yo tenemos la misma forma desde que compartimos. Desde que compartimos. Hoy soy otro por decir palabras nuevas. Para ti. Para el viento del sur. Para esta primavera disfrazada de otoño. Estas palabras que son agua y barro. Formas. Pasa el tiempo y sigo sin saber qué hacer contigo. Con el comité central. Con los girasoles, que no dejan de joder con la pelota: girando en torno a un sol sin portería. Y quiero vivir ignorando las formas que te dan nombre. Siempre te quiero. A pesar de ti. De mí. A pesar de los dos. A pesar de que es imposible amar. Fin del mensaje. Acaba la historia. Todo se recicla. Somos eternos. Cenizas por tanto. El soplo frío de un dios enfermo.







21 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Que poema tan bonito, con una historia de amor no correspondido ¿o sí? quién sabe. No me contestes, no tienes que dar explicaciones, ya sabes las normas. Un beso.

Tomás Rivero dijo...

Me paso las normas por el punte de los franceses.

A mí, Loli todos los amores me han correspondido, porque yo nunca les he pedido nada. Al amor se va lleno y se vuelve vacío, y si no es así, ni es amor, ni es nada de nada es comercio. Félix Grande lo dice en un poema immenso:

Seamos los servidores del amor
y jamas sus contables.

Un beso.

Paloma Corrales dijo...

Llevo unos días leyéndote en silencio y me atrapa tu forma de decir y de mirar.

Me gusta mucho el poema y la respuesta que le has dado a Loli, "al amor se va lleno y se vuelve vacío".

Un beso.

Ps. si no estorbo mucho (prometo que no) me quedo.

Hostal mi loli dijo...

Entonces yo también soy una servidora del amor. Gracias por la explicación. Un beso antes del Akelarre, que después ya no podrá ser.

Eva R. Picazo dijo...

Me ha encantado Tomás, loli, Paloma
Buenas tardes de viernes

Ahora de vuelta, hace unas horas de ida, pero desde hace un mes no falto a esta cita :)
Me ha encantado

Tomás Rivero dijo...

Paloma Corrales, que sepas que estás en grave peligro. En este blog, que yo sepa, ha habido tres casos de silencios compartidos como el tuyo, y que quedaron atrapadas de por vida a estos pobres poemas. Desde entonces viven errantes dentro de estas páginas inútiles y virtuales, sin encontrar salida, ni hilo de Ariadna que entretener entre los dedos.
Mi forma de decir y de mirar te puede convertir en espejo. No se puede salir del laberinto siendo espejo.

Abandona este blog te lo digo por tu bien. Estos poemas van en serio. Y lo digo en serio.

Y en serio, en serio, sabes que eres bien venida. Sabes que este poeta logrará que te sientas cómoda. Te lo digo yo, que tengo la protección de mis viejos maestros soplándome a la oreja cada palabra.

Loli. Loli, consigue arrancarme palabras de las que nunca me arrepiento. Pero es que Loli...no puedo con ella. No digo más, que luego lo va a leer y es una llorona.

Quédate que no estorbas, Paloma.

Un beso.

Tomás Rivero dijo...

Loli, se que eres una servidora del amor. Y lo bueno es que como Internet no tiene fronteras, amamos lo desconocido, que es la manera más extrema del echo de amar.

(((Aquí se corre mucho peligro. Te hacen un aquelarre a la mínima que te descuidas)))

Tomás Rivero dijo...

Buenas tardes, Eva encantada.

Un beso.

Hostal mi loli dijo...

El akelarre ya ha empezado hace una hora y no ha ido ni Satanás ni su puta madre. Ya me lo explicarás si lo entiendes. Porque eso es un poema. Un beso akelarradito.

Tomás Rivero dijo...

Loli, ten en cuenta que la gente no sabe donde está el misterio. La verdad o la mentira. Y nadie se atreve a dar el primer paso.
Además te has puesto a hablar de violación.

Un beso.

Eva R. Picazo dijo...

jajajajaja es verdad, acabo de verlo jajajajajjaa

Paloma Corrales dijo...

Gracias, en serio también.

Voy a vé el aquelarre ;)

Tempero dijo...

Tomás, todo en tu texto es destacable. Desde tu visibilidad poética hasta el más absoluto descrédito de dios. Pero esto es lo necesario ante cualquier lectura, sea poética o de prosa:

Pues si es verdad tu amor por ella, por él, por tantos, ama lo que ellos amaron.

Esa parte destaco.Extrapolable a cualquier forma de amar.

Buenas noches.

Tomás Rivero dijo...

Tempero buena noches.

Hay días que son intensos en la vida de uno, y este de hoy lo es. Llevo más de 15 horas moviéndome entre letras. Palabras que se ponen y se quitan. He escuchado música para que las cosas tengan recuerdos, y me fallan las médulas categóricas que diría el poeta Pablo De Rokha.
Veo que la vida somos nosotros haciéndola y que nuestra intensidad es pasión por ella. Llega un día en el que se decide que ya esta bien, que ahora y no dentro de un mes, la vida está puesta para ti. Me estoy quemando. Esto de la poesía es fuego eterno.
Y me cago en mi salud.

Las cosas siempre se hacen por los demás. Uno no tiene razón de ser. Uno no significa nada. ¿Qué nombre le vas a dar a la amada el primer día? se preguntó el poeta.

Buenas noches amigo.

Ventana indiscreta dijo...

No se me pasa por alto la prolongación de tu mensaje hialino aunque vaya en una botella de piedra que, como cualquier botella, se rompe o se hunde. Tus mensajes son poesía tan buena como un chuletón de Kobe o como un par de huevos fritos o como un puñado de bellotas dulces de Olivenza. Menudo escrutinio te/nos haces.

Un beso, inquieto.

Ventana indiscreta dijo...

Cuando decía prolongación de tu mensaje, me refería a lo que le has contestado a Manuel.

Otro beso, hoy que llueve o lloverá a cántaros, como dice mi admirado y tu paisano Pablo Guerrero (Cómo no te habrás apellidado tú así).

María Socorro Luis dijo...

Dios, he llegado hasta aquí y no sé...Un deslumbre...

Bellísimo tu texto-mensaje de amor quenoquiereser.
Con tu permiso me lo llevo.

Y digo como Paloma, puedo quedarme?

Abrazo.

Tomás Rivero dijo...

Sofía besos. Me encanta leer tus palabras de entrañable tensa.

Leíste mis palabras a Manuel. Te las leo a ti también.
Estoy muy cansado. Y suelo decirlo de vez en cuando: esto de ser poeta es una desgracia como otra cualquiera.

Me alegra mucho, mucho leer tus comentarios. Aprendo. Eres sobria. Me gusta.
Mi amigo J.Quintana (Villanueva de la Serena)era muy amigo de Pablo Guerrero.

Un beso.

Tomás Rivero dijo...

María, encantado de que llegues, te lleves algo y regreses cuando tu quieras para llevarte un poco más.

Un beso, dos.

Ramón Ataz dijo...

No es fácil romper totalmente la frontera entre prosa y verso y que el lector (al menos es lo que me ha ocurrido a mí) no le importe en absoluto porque se quede enganchado a la lectura y al terminar simplemente sienta que lo que ha leído era buena poesía.
Bueno, creo que me he liádo un poco, pero en suma, me ha gustado.

Saludos.

Tomás Rivero dijo...

Te entiendo muy bien Ramón. La buena prosa es la que está machiembrada, con el verso. Y como tú dices, el lector se "deja".

Y ya que estás por aquí, decirte que tu poesía es un descubrimiento. No es fácil leer buena poesía.

Un saludo.