domingo, 15 de enero de 2012

Alma

Yo siempre fui comunista. Por común. Por alma.
Rotundo. Dogmático ante el derrumbe.
Y este blues de Zitarrosa es para los que como yo
necesitan un sorbo de tinta para camuflar el color
de su sangre. O poner nombres a la situación
geográfica de sus venas. Chin-chin.


(((entre nosotros, nunca el hombre, léase la mujer,
estuvieron tan solos. Aunque esto siempre se dijo,
hoy podemos añadir al miedo que nos acompaña,
que efectivamente, no hay nadie)))


8 comentarios:

Hostal mi loli dijo...

Chin-chín. Besito.

Tomás Rivero dijo...

Plas-plas. Mua.

Paco Piniella dijo...

Todos fuimos comunistas y consumistas, pronto seremos pobres a seca.

Tomás Rivero dijo...

Paco, yo siempre seré un trosko perdedor, que es la mejor manera de ser un buen comunista. Y nunca tuve dinero suficiente para ser consumista. Eso sí compré los libros y los discos de diez en diez.

No creo que en el futuro sea más pobre que lo soy ya. No me va a dar tiempo, ni a mí, ni a la pobreza.

Un saludo.

Shandy dijo...

Imposible escuchar los temas de Zitarrosa, sólo me sale la publicidad con la voz chillona de Amaral. Pero venga, acepto un sorbo y dos de tinta. (Aquí llamamos Tinta Femia (hembra) a un tipo de uva, fresca y juguetona en el paladar).

Besos

Tomás Rivero dijo...

Joder, yo sí lo oigo. Después de la voz chillona de la cerveza, actualiza la página, ya sabes f5. A ver si cuela...

Cuanto aprendo de tu tierra contigo. Cacho poeta, que no quiere escribir poemas, eres.

Un beso.

Shandy dijo...

Después de haber oído esta historia hermosamente triste y jodidamente triste, entiendo mejor tus palabras: dogmático ante el derrumbe.
Me hago comunista con ese hombre común, que muere con el clavo de la soledad en la boca, su Alma de ojos azules, mariposa negra que voló, que voló...

http://www.goear.com/listen/7c33a4e/zitarrosa-mariposa-negra-ezequiel-olivary

Tomás Rivero dijo...

Sigo tus enlaces.

Ya te dije que era divino este "Su alma".
Siempre lo he dicho prefiero el dogmatismo que la asunción de certezas. Pido, por favor, que me dejen alguna. la nada me pone nervioso.

Me gusta estar contigo arriba y
abajo. Así nos quitamos el polvo.