martes, 7 de febrero de 2012

Antoni Tàpies

















Sacudido por un viejo dolor o una simple espera.
Sacudido
por un viejo dolor
o una simple espera
por un viejo dolor
sacudido.
Por la espera simplemente de un viejo dolor.

4 comentarios:

Tempero dijo...

Mucho tiene el arte de dolor. (Hay quien dice de parto.)
Aberazos.

TOMÁS RIVERO dijo...

Sí, el dolor del parto. Es una comparación un tanto exagerada por parte de los artistas, querer comparar su producción con un parto. Tal vez quieran quitarle protagonismo al echo de parir de las mujeres, ya sabes como son los hombres.

Tàpies parió buenas obras de arte. Yo vi muchas. Era fantástico. Hasta sabía como plantarle cara al franquismo con sus cuadros.

Aberazos, Manuel.

VICTOR GATO dijo...

Tápies, inmenso, uno de los grandes-grandes. Un intento de despertar conciencias, seguro que logró despertar a bastantes.
Sólo agradecimiento por el regalo que nos hizo.

Tomás Rivero dijo...

Después de los pactos de la moncloa (con minúsculas) todo se tapó. La cultura que empezaba a despertar en este país, en todas sus variantes, se echó tierra sobre ella.
Del 65 al 77 despertamos y del 78 en adelante nos han vuelto a narcotizar. Seguimos durmiendo. Esta vez la mano que nos ha dado el narcótico es una mano amiga. Para que nos callemos la boca en los próximos cien años.

Un abrazo.